Alternanthera reineckii

Alternanthera reineckii

John Isaac Briquet (1899)
Plantas y Algas
Alternanthera reineckii
Alternanthera reineckii

Esta es una pequeña planta acuática, que vive en pantanos cuando las condiciones los permiten, presentándose frecuentemente en dos formas: emergente (en cuyo caso, la planta ha crecido fuera del agua o en tierra), y sumergidas (en cuyo caso, la planta ha crecido bajo el agua). Las hojas tienen formas desde lanceoladas a elípticas. Tienen un tallo corto de 4 cm de longitud y 15 mm de ancho. En total la planta puede alcanzar hasta los 50 cm de longitud, en buenas condiciones, y pueden crecer fuera del agua en condiciones adecuadas, modificando su fisonomía. El haz de las hojas varía de verde a verde oliva y el envés es rosa, rojo o bermellón.

Nombre(s) común(es): Alternanthera cardinalis, Rojo Borgoña, Hojas Grandes de Sangre, Hoja de Papagayo, Hoja Loro Rojo.

Medio:Tipo:Temperatura:Tamaño máx.:pH:gH:Iluminación:, Dificultad:Procedencia:

Alternanthera reineckii es una planta de pecíolo largo muy atractiva con hojas de color rojo rosado a violeta oscuro. Sus brotes se arrastran a lo largo de la superficie del agua pueden ser bastante largos. En su hábitat, Alternanthera reineckii y su forma enana llamada “mini” crecen como plantas emergidas, pero en condiciones de clima templado sólo se cultivan en acuarios.

Alternanthera es una planta de la familia de las Amaranthaceae. Su nombre proviene del latín alternans que significa «alternada». Este tipo de plantas cuenta con unas 170 especies de plantas herbáceas de tallo anuales y plurianuales.

La planta tiene hojas sin pecíolo de forma ovalada que son decusadas (cada par de hojas siguiente es perpendicular al anterior). Las hojas tienen 2,5 – 3,5 cm de largo y 0,5 – 1,5 cm de ancho. Su parte superior es verde y la inferior es rosa o roja. En verano aparecen pequeñas flores verde-amarillas o rosadas sin pecíolo en los senos de las hojas.

La planta tiene un sistema de raíces fibrosas que crecen de forma prolífica. Las raíces son finas y largas, tienen estructura filamentosa.

Bajo el agua, el tallo de la planta crece verticalmente y si el acuario no es profundo, la planta sale rápidamente del agua. Estos brotes emergentes se utilizan para adaptar la planta al crecimiento en el suelo. Si se vuelven a poner bajo el agua, se despojarán de sus hojas.

Muchos brotes crecen de la planta madre, por eso la expansión gradual de esta especie forma un tapiz grande. Los brotes crecen lentamente y necesitan 2 meses para desarrollarse.

Esta planta tiene las hojas cortas y ovaladas terminando en pico de 2 – 5 cm de largo y 0,5 – 1,5 cm de ancho, los tallos pueden llegar a medir 60 cm de alto.

Por su tamaño se recomiendan acuarios que permitan su crecimiento hasta el máximo, en torno a los 60 cm de altura. Hay que tener especial cuidado por si la planta queda al descubierto ya que las plantas que crecen fuera del agua se adaptan de forma diferente.

  • pH: 6.5 – 8.5
  • Dureza: 4 – 20 dGH
  • Temperatura: 25 – 28 °C

Vienen de áreas tropicales y subtropicales de África y Sudamérica, siendo más comunes en Argentina, Brasil y Paraguay; así como de las Islas Galápagos, Asia y Australia.

Esta especie requiere una iluminación de fuerte a muy fuerte. Para un crecimiento óptimo se recomiendan 0.5 – 0.7 vatios por litro.

Crece bien en sustratos arcillosos y ricos en nutrientes, se recomienda el abonado rico en hierro y potasio para mantener sus requerimientos de nutrientes en el sustrato.

El cultivo en acuarios puede ser difícil. Necesita una luz muy brillante, un buen sustrato, agua y CO2. La propagación es por esquejes, aunque puede ser cultivado desde la semilla. En el momento de la compra de plantas para el acuario debe obtener plantas que se han plantado sumergidas ya que su crecimiento es diferente cuando crecen en la superficie. Tolera una amplia gama de temperaturas desde alrededor de 17 ºC aunque su estado óptimo se alcanza entre los 25 y 28 ºC. Los cortes se pueden dejar flotar hasta que formen raíces y, a continuación, plantarlos en el sustrato.

Se debe tener un cuidado especial con sus raíces, para evitar que se aplasten en el momento en que las vayamos a enterrar y que su base se encuentre bajo el sustrato. Si esto llegara a pasar, provocará que la planta se pudra.

Deja un comentario

Contraseña perdida

Registro