Chalinula molitba

Chalinula molitba

de Laubenfels, 1949
Esponjas
Chalinula molitba
Chalinula molitba

Es una esponja impresionante que se importa de manera regular, aunque en pequeñas cantidades. Es muy bonita a la vista y relativamente robusta en comparación con otras esponjas que suelen encontrarse en el mercado. Es otra de las especies que pueden crecer en un acuario con iluminación fuerte.

Nombre(s) común(es): Esponja púrpura - Esponja morada

Medio:Tipo:Alimentación:Cría en Cautividad:Temperatura:Tamaño máx.:Salinidad:pH:kH:Calcio:Magnesio:Corriente:Dificultad:, Procedencia:Estructura:,

Chalinula molitba es una esponja colonial del tipo incrustante, normalmente anclada a rocas y ramas de corales de arrecifes.

La mayoría de los ejemplares a la venta suelen tener forma de jarrón, y con los cuidados correctos esta esponja puede crecer en los acuarios de casa.

De forma masiva lobulada, entre 2 y 15 cm de altura, con formas montañosas y ósculos elevados en el extremo de los lóbulos. Los ósculos son circulares u ovales, de entre 1.3 y 5.0 mm de diámetro, y están rodeados de una membrana elevada translúcida, de algunos milímetros de altura.​ El cuerpo tiene simetría radial y está compuesto, en su parte externa, ectodermo, por células conjuntivo planas muy contráctiles. La parte interna está formada por células denominadas coanocitos, dotadas de un flagelo, y tienen una doble función: la alimentaria y la del mantenimiento de la corriente de agua desde el exterior de la esponja hacia su interior. Entre ambas capas se sitúa una sustancia más o menos densa, gelatinosa, mesoglea, que contiene diversos tipos de células, las móviles, amebocitos, que se encargan de comunicar la capa exterior con la interior y de transportar el alimento; otras, esclerocitos, son las encargadas de segregar una especie de esqueleto de sostén del cuerpo de las esponjas, formado por espículas calcáreas o silíceas o por fibras de espongina.

Como su nombre indica, su color más frecuente es púrpura, aunque puede ser rosa, beige o blanca.

La esponja tubular azul (Haliclona caerulea) tiene una forma idéntica, pero se diferencian fácilmente por el color.

Llega a medir unos 15 cm de alto y 20 cm de diámetro. Aunque con abundante comida y espacio, crecerá sin límites.

Se alimenta de partículas muy pequeñas, entre ellas las bacterias y, tal vez, de materia orgánica disuelta. En el acuario hay que proporcionarle diariamente fitoplancton para obtener mejores oportunidades de éxito. Los huevos de ostras constituyen otra dienta adecuada.

El Indo-Pacífico tropical. Se encuentran especies similares alrededor de los trópicos.

Es bastante agresiva. Secreta sustancias químicas que pueden irritar o incluso matar a animales que estén muy cerca. Puede llegar a invadir a otros invertebrados pegados al sustrato o que compartan la misma roca.

Puede llegar a soportar algas capaces de invadir a otras esponjas más débiles.

Algunos peces pueden llegar a morder a esta especie, aunque su alta toxicidad hará que esto no pase con demasiada frecuencia. Esta esponja no debería dañar a ningún pez.

Necesita corriente fuertes para poder alimentarse como es debido. Recuerda que las esponjas no pueden moverse de sitio y una buena colocación en el acuario sera crucial para su supervivencia.

Resiste la iluminación directa, pero no contiene algas fotosintéticas.

Parámetros básicos recomendados para un acuario de arrecife:

Magnesio: 1200 – 1400 ppm
Calcio: 390 – 430 ppm
Nitratos: 2 – 10 ppm
Nitritos: 0 ppm
Amonio / Amoniaco: 0 – 0.1
Fosfato: 0 – 0.05 ppm
pH: 8.1 – 8.4
Alcalinidad: 7 – 11 dKH
Salinidad: 1.024 – 1.026 sg
Temperatura: 24.4 – 28.3ºC

Algunos ejemplares muestran una capa o tejido a lo largo de su superficie, que suele ser una muda, bajo la cual hay carne uniformemente púrpura. Sin embargo, no es una buena opción adquirir ejemplares en este proceso, mejor esperar a que la muda haya finalizado para evitar problemas.

Los colores deben ser fuertes y brillantes. Intenta comprar ejemplares que ya lleven varias semanas en la tienda y veas que todo marcha correctamente.

No exponga la esponja al aire, ya que se pueden formar burbujas en el tejido al sumergirla, lo que causará la muerte del área circundante.

Soltará materia corporal que dándose las condiciones optimas podría llegar a formar una nueva colonia.

Deja un comentario

Contraseña perdida

Registro