Heteractis magnifica

Heteractis magnifica

Quoy & Gaimard, 1833
Corales
Heteractis magnifica
Heteractis magnifica

Es una bella especie que puede ser difícil de cuidar en el acuario domestico. Prefiere iluminaciones medias o bajas en comparación con otras especies de anémonas. Es delicada y a menudo no soportan los traslados entre acuarios. Los mejores ejemplares son los que tienen volumen y están asentados.

Nombre(s) común(es): Anémona magnifica

Medio:Tipo:Alimentación:Comportamiento:Dimorfismo:Cría en Cautividad:Temperatura:Tamaño máx.:Volumen mín.:Salinidad:pH:kH:Calcio:Magnesio:Corriente:, Iluminación:, Dificultad:, Procedencia:, Reef Safe:

se caracteriza por un disco oral acampanado que alcanza entre 20 y 50 cm de diámetro, pero en algunos ejemplares puede llegar a 1 m.[1] El disco oral, la base de los tentáculos y el orificio oral tienen el mismo color que va del beige claro al blanco.

Los numerosos tentáculos exceden los 8 cm de largo. La anémona de mar, al ser un miembro de la Hexacorallia, suele llevar tentáculos en múltiplos de seis que se colocan en círculos concéntricos. Sus puntas son de color más claro que el cuerpo del tentáculo y a veces son de colores vivos.

Su nombre científico específico magnifica y su nombre vernáculo provienen del color brillante de la columna, que es la estructura externa visible cuando el animal se retrae, y estos van desde el azul eléctrico al verde, rojo, rosa, púrpura o marrón.

Los ejemplares de color apagado recuerdan a las anémonas burbuja (Entacmaea quadricolor), pero carecen de las puntas bulbosas. Los tentáculos de la magnifica son cilíndricos, mientras que en otras especies acaban en punta.

Son anémonas bastante grandes, llegando a medir en total hasta 100 cm de diámetro.

Esta anémona contienen algas simbióticas llamadas zooxantelas. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por la anémona, y se alimenta de los catabolitos de la anémona (especialmente fósforo y nitrógeno). ​No obstante, la anémona se alimenta tanto de los productos que generan estas algas (entre un 75 y un 90 %), como de las presas de zooplancton o peces, que captura con sus tentáculos.

Está extendida por todas las aguas tropicales y subtropicales de la zona indo-pacífica desde las costas orientales de África, incluido el Mar Rojo, hasta la Polinesia y desde el sur del Japón hasta Australia y Nueva Caledonia

Debido a su potente aguijón y a su tendencia a moverse, no se recomienda tenerlas en acuarios donde haya invertebrados sésiles delicados, esto incluye a muchos corales pétreos con pólipos grandes y pequeños. Tendrá que mover los corales circundantes cuando la anémona se asiente en su lugar definitivo, de esta forma le dejaremos espacio para que crezca sin dañar a otros ejemplares.

La mayoría de los peces ignoran a esta especie, a menos que estén estresadas o heridas. Llegados a este punto algunos peces ángel o mariposa podrían llegar a mordisquearla.

Supondrá una amenaza para los peces del acuario que se atrevan a pasear cerca de sus tentáculos, salvo para los peces payaso. Es una de las anémonas preferidas por las especies percula ocellaris, aunque puede hospedar a numerosas especies del género Amphiprion.

Se la deberá dotar de una corriente de media a fuerte, esto le permitirá cazar y alimentarse de forma natural.

Le gustan los sitios iluminados, pero no en exceso. Es una especie que puede habitar hasta 40 m de profundidad, por lo que la iluminación general de nuestros acuarios será demasiado elevada y puede complicar su fijación definitiva en el acuario. Una iluminación de 6500 K o incluso inferior sería perfecta para mantenerla.

Por su gran tamaño, no es aconsejable tener más de un ejemplar.

Se debe mantener en acuarios de al menos 500 litros. Es una especie que puede crecer mucho y mantenerlas en acuarios pequeños puede ser peligroso para el resto de habitantes.

Los parámetros óptimos recomendados para un acuario de arrecife.

Parámetros óptimos acuario marino

Como ya hemos mencionado con anterioridad, es un ejemplar que se mueve mucho cuando lo introducimos en el acuario y esto podría ocasionar problemas, incluso ser atrapada por las bombas.

Si decides comprarla, elije ejemplares que tengan volumen y ya estén asentados en el acuario de la tienda. Evita ejemplares con el pie desgarrado, aspecto desinflado o la boca demasiado grande, pueden ser síntomas de que está muriendo o enfermo.

Las anémonas se reproducen tanto asexualmente, por división, en la que el animal se divide por la mitad de su boca formando dos clones; o utilizando glándulas sexuales, encontrando un ejemplar del sexo opuesto. En este caso, se genera una larva plánula ciliada, que caerá al fondo marino y desarrollará un disco pedal para convertirse en una nueva anémona.

En los acuarios domésticos la primera opción es plausible, pero la segunda es imposible por los sistemas de filtración mecánica que utilizamos en la actualidad.

Deja un comentario

Contraseña perdida

Registro